Agenda Cultural

Agenda Cultural (58)

 

Redacción La Noticia Cultural Columnista 
Publicado el Sábado, 05 Marzo 2016 15:54

Desde ahora la invitación al FESTIVAL BANDOLA 2016!

SEVILLA (VALLE).    La organización del Festival Bandola invita desde ya a disfrutar de la fiesta más grande de las músicas colombianas, del 12 al 15 de Agosto de 2016 en a bella población vallecaucana de Sevilla, muy cercana al departamento del Quindío y por supuesto perteneciente al paisaje cultural cafetero.  

El evento es convocado por la Fundación Casa de la cultura de Sevilla y el Grupo Bandola, dos entidades de carácter social con más de 30 años de experiencia exitosa en la ejecución de proyectos culturales sostenibles de gran impacto.  

El Festival se realiza cada año gracias al apoyo de entidades públicas y privadas,

 

Renato Paone Columnista 
Publicado el Lunes, 21 Diciembre 2015 13:18

ORIGENES: Músicas campesinas y colombianidad

BELLO (ANT).      Lo poco que crecí lo hice en un pueblito situado en un rincón del valle de aburrá a donde el viento de media Antioquia se dirigía encajonado entre las montañas para ir a parar a las mangas1 de Niquía2 permitiéndonos tener uno de los mejores sitios en el mundo para elevar cometas, y bien aprovechadas que eran esas mangas, no solo volaban las renato paonecometas, volaba también la imaginación o quizás entrabamos en una especie de trance que nos permitía escuchar los cuentos que desde otras tierras nos traía el viento. Y entre cometas, viento, quebradas cristalinas y amigos, pasaban las horas para cerrar los días con otro maravilloso espectáculo pueblerino, la llegada del tren Carguero de sueños y comida traía a diario toneladas de alimentos, maquinaria y animales junto a centenares de habitantes de otras tierras. Allí, en la última parada antes de llegar a la “gran ciudad” se quedaba el campo.

Como aún era pequeño y silencioso el pueblo podíamos escuchar el pito del tren cuando se acercaba y corríamos a ver el espectáculo de su llegada a la estación: bajaban gran cantidad de personas, algunas, con equipaje ligero, venían a hacer vueltas3, otras, 12cargadas de corotos4 y sueños venían atraídas por la pujante industria textil y con la convicción de que aquí si había futuro, no como en el campo, que a pesar de tenerlo todo siempre nos han enseñado que hay que abandonarlo. El pueblo se iba llenando de nuevos colores, olores, sonidos y amores.

Una de las cosas más valiosas que trajo ese arrume de montañeros fue su música campesina, y no es que acá no la tuviéramos, sino que cada uno traía su propio sonido, entre tantos corotos siempre venia una guitarra, un tiple, una bandola o un violín, de aquellos de tradición paisa tocados “de oreja”. Sonidos amañadores y fiesteros, canciones llenas de dulzura, de

Página 5 de 5